Salud y bienestar Blog IRE

Beneficios del pilates en máquinas. Parte II

El Método Pilates, Técnicas avanzadas de Fisioterapia

No paramos de repetir a nuestros alumnos en nuestro centro de pilates en máquina en Málaga o a través del blog a nuestros lectores, de las ventajas que tiene esta modalidad de Pilates. En este post, entramos más en detalle desarrollando cada punto en concreto:

Intensidad a medida

Este aspecto es realmente interesante para los que ya practican Pilates con un nivel avanzado. La incorporación de rutinas con máquinas, supone un reto al poder aumentar la intensidad de los movimientos y exigir un mayor trabajo. De todas formas, tantos para expertos como para principiantes, la eficacia del entrenamiento y el gasto calórico irá en aumento con las clases.

Recuperación de lesiones

Con las máquinas forzamos las posturas a su forma correcta, con lo que conseguimos ejecutar los diferentes ejercicios con una mejor ergonomía postural, bajando al mínimo posibles lesiones o dolores derivados de las rutinas de Pilates.

Más variedad de ejercicios

Existen diferentes tipos de máquinas, que veremos en el siguiente post, lo que permite una mayor variedad de ejercicios, haciendo las clases motivantes y atractivas. Debido a que realizamos cambios constantemente en las rutinas, la intensidad del ejercicio será mayor, pues no repetimos constantemente los mismos ejercicios, con la consecuente costumbres que esto supone.

Clases personalizadas

Las clases de Pilates en máquinas están siempre formadas por un número de alumnos menos que las clases clásicas, por cuestiones obvias de espacio. De esta forma, la atención de los monitores siempre será mayor que en una clase normal y los participantes disfrutarán de un asesoramiento más personalizado si cabe.  

La respiración

Un elemento básico en Pilates es la respiración, ya que cada ejercicio debe ir acompañado de movimientos de inspiración y expiración. Con el pilates en máquinas es más sencillo concentrarse en la respiración, ayudando a una ejecución perfecta. Esto además, mitiga el estrés diario, la respiración consciente nos asegura una mejor oxigenación del organismo.

Constancia

La constancia y la práctica frecuente de Pilates es la forma más recomendada para practicarlo (dos veces a la semana). Si somos constantes veremos mejorar nuestro tono muscular y flexibilidad, sobre todo en el abdomen y la espalda, dado que el método Pilates busca una activación continua del abdomen. Además, de una manera indirecta se potencia una mayor quema de calorías.

Como decía Joseph H. PilatesRoma no fue construida en un día, por lo que Paciencia y Persistencia son cualidades imprescindibles en el logro de cualquier esfuerzo que merezca la pena“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *