Salud y bienestar Blog IRE

Claves precisas para superar la ansiedad post covid-19

Consejos generales, General, Psicología y mente

Esta situación nos ha superado. El ser humano está acostumbrado a controlar o pretende controlar. Si te sientes desbordado, pide ayuda, parece obvio y lógico, y puede serlo, aunque hay personas que no saben por dónde tienen que empezar o dónde acudir o cuál es el grado de ansiedad que deben tener para buscar ayuda. Si te has hecho esa pregunta, ya te has respondido. Hazlo ya.

Para evitar situaciones de estrés y ansiedad innecesarias, proponemos una serie de sencillos consejos; obvios, pero a veces ocultos a nuestra vista:

  • Evita el distanciamiento emocional, ahora es el momento de estar más próximo a tus seres queridos.
  • Evita pasar más tiempo del necesario en casa. Aprovecha las horas de más luz e intenta pasar el máximo tiempo posible al aire libre. Aprovecha para realizar tareas placenteras como leer, dibujar, pintar, escribir, coser, meditar… Cualquier actividad que te genere felicidad y así conseguir estar en el “aquí y ahora
  • Expresa tus sentimientos y habla acerca de cómo te has sentido. Afronta tus emociones. Acéptalas. Es muy importante que no te quedes solo con esa emoción. Si te has sentido mal, háblalo. Busca conversaciones esperanzadoras y positivas. Haz planes a futuro, idea actividades placenteras.
  • Ríete todo lo que puedas. La risa es el mejor aliado. Llama a ese amigo o familiar con el que tienes más feeling y ríete de las ocurrencias o sucesos que os han pasado.
  • Descarga tensión y desdramatiza.
  • Brinda ayuda y echa una mano a los demás.
  • Genera satisfacción y bienestar.
  • Aprende a equilibrarte frente a la inseguridad. La vida nos expone constantemente ante estas situaciones. Lo cierto es que la vida es imprevisible. Debemos trabajar la seguridad emocional.
  • Acepta que no podemos controlar las situaciones que nos rodean.

Vive en el presente. No podemos estar constantemente pensando en el mañana. Hay que ser previsores pero no obsesionarnos. El futuro no existe. ¿Conoces a alguien que haya estado en el futuro? Creemos que controlarlo nos hará estar más seguros cuando llegue el momento, es un estado de falsa seguridad, pero eso nos traerá limitaciones y problemas en el presente.

ansiedad por el covid

El estar en el futuro nos trae situaciones de disociación del presente. Pongamos por ejemplo un viaje de placer. Estás comiendo en un sitio maravilloso con unas vistas espectaculares y una comida típica del lugar donde has viajado, un auténtico deleite para los sentidos, pero en cambio, en vez de estar disfrutando de ese momento al 100%, sin pensar, solo sintiendo, estas pensando que vas a hacer después, donde vais a ir o a qué hora cierran los museos.

“El ayer es historia, el futuro es un misterio, pero el hoy es un obsequio por eso se llama presente”

Tenemos que aprender a dejarnos llevar, a vivir aquí y ahora. Vivir sin ser esclavos del reloj. Algunos pequeños trucos que pueden ayudarnos a vivir el presente…

  • El reto del objeto. Busca un sitio (cajita, bolsita…) donde guardarás los objetos, debes llevarlo encima mientras estés con el reto ya sea en el bolso, en un bolsillo, una mochila…  En cuanto a su tamaño, deben ser pequeños, puedes utilizar garbanzos o cosas de un tamaño similar. Por cada pensamiento negativo que tengas, guárdalo en la caja, al final del día podrás comprobar cómo esos pensamientos se van adueñando de ti y como ni te habías dado cuenta hasta ese momento.
  • Cambia las palabras negativas por palabras positivas. Así vas generando un cambio de hábito y repercute de manera positiva en tu salud mental.
  • Crea una estrategia, antes las situaciones negativas que te atormentan. Pueden ser tres o cuatro acciones, da igual la relevancia que tengan. Lo importante es que pongas acción.
  • Haz visualizaciones donde puedas sentirte victorioso. Donde hayas conseguido tu propósito. Visualízate sano, visualízate con un nuevo trabajo, visualízate con un ascenso, visualízate incorporándote al trabajo feliz y sin inconvenientes. De manera que si tu cerebro lo ve, creerá que es verdad. El cerebro no puede distinguir entre lo que es o no verdad. Por eso las visualizaciones son tan poderosas y potentes.
  • Resiliencia. En esta situación se podría adaptar su significado a la capacidad que tenemos para transformar la herida en una fortaleza. Para eso debemos pensar “yo puedo”. El ser humano es perfecto, solo que a veces, no tenemos las herramientas necesarias para afrontar nuevas situaciones.

Piensa que llevas años comportándote de la misma manera ante situaciones concretas, lo difícil es cambiar la tendencia y hacerlo de manera diferente. Por tanto, tendrás que crear un nuevo camino, como si de un césped sin cortar se tratara, busca un nuevo camino, y deja el nuevo surco hecho.

Se puede. Solo necesitas práctica.  La perseverancia es un buen aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *