Salud y bienestar Blog IRE

¿En qué consiste la EPI para tratar tendinitis?

Fisioterapia Deportiva, Técnicas avanzadas de Fisioterapia, Tratamientos

Si padeces de tendinitis y sufres todos los síntomas de esta enfermedad, la EPI o Electrólisis Percutánea Intratisular representa una gran solución a tus afecciones. Esto se debe a que es una técnica de fisioterapia invasiva que tiene la capacidad de reparar tejido dañado de forma controlada y segura.

Ahora bien, si ya te encuentras al límite del dolor que produce la tendinitis al momento de mover la extremidad o articulación y la hinchazón o sensibilidad están subiendo a un nivel insoportable, esta técnica fisioterapeuta es ideal para ti.

 

¿Qué es la electrólisis percutánea intratisular o EPI y cómo funciona?

La Electrólisis Percutánea Intratisular popularmente conocida por sus siglas EPI, consiste en la aplicación de corriente galvánica mediante una aguja de acupuntura. Entre tanto el procedimiento se monitorea mediante una ecografía y tiene la intención de iniciar un proceso inflamatorio de carácter local. Esta reacción obtiene como resultado la reparación del tejido blando afectado, bien sea ligamento, músculo o tendón.

Seguramente has escuchado hablar de la fisioterapia y todas las bondades que la terapia física supone para los pacientes con diversas afecciones. La EPI es parte de esta disciplina de la ciencia de la salud, por ello se le considera dentro del campo terapéutico de la fisioterapia. Es decir, es un tratamiento efectivo y aprobado ya que se han evidenciado sus múltiples resultados positivos.

 

¿Cuántas veces se puede aplicar la EPI para contrarrestar la tendinitis?

Tras leer algo llamado corriente galvánica, aguja de acupuntura e inflamación local probablemente te preguntes cuántas veces se puede aplicar la EPI en un paciente. Aunque todos estos métodos podrían encender las alarmas, realmente es una técnica que garantiza la salud del paciente y por ello cualquier persona adulta puede recibir la Electrólisis Percutánea Intratisular tantas veces como sea necesario, según patología.

En este sentido el único aspecto que deberás tener en consideración es el diagnóstico y plan a seguir del fisioterapeuta, el cual sin duda deberá contar con las facultades intelectuales y haber realizado una buena evaluación y exploración del paciente. Dicho esto, el promedio de esta técnica recae entre las 3 y 5 sesiones. Mientras que los resultados se pueden evidenciar desde la primera.

 

Efectividad de la EPI en la tendinitis

La EPI es uno de los tratamientos fisioterapéuticos más efectivos, el cual posee un 85% de garantía si es aplicada por un fisioterapeuta calificado. Aunque para asegurar su efectividad también se ve inmerso el buen diagnóstico y debe ser ecoguiada.

En este sentido, es necesario destacar que logra efectos sumamente positivos ya que puede resolverse la molestia en dos o tres semanas según el paciente. A través del protocolo integral de tratamiento se podrá devolver la estructura al músculo, tendón y ligamento, hasta alcanzar el estado de los pacientes antes de la lesión.

Es decir, puedes lograr la recuperación total de la tendinitis gracias a la EPI, lo cual brindará una mejor calidad de vida, sobre todo si eres atleta o deportista.

 

¿Por qué elegir la EPI en lugar de otras técnicas para tratar la tendinitis?

A diferencia de otros tratamientos la EPI usa una técnica local que con la ayuda de la ecografía es posible atacar directamente en el tejido degenerado, dañado o alterado. Por otra parte, existe un comportamiento metabólico inmediato, es decir que los resultados tal y como lo mencionamos son en tiempo real.

Finalmente, la EPI es mucho más efectiva que el ultrasonido, láser o técnica Cyriax incluyendo los tratamientos de infiltraciones, cirugías o implementación de fármacos. Sin olvidar su porcentaje de recaída prácticamente nulo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *