Salud y bienestar Blog IRE

¿Es la electrólisis percutánea un buen método para tratar lesiones musculares?

Técnicas avanzadas de Fisioterapia, Tratamientos

Si las ecografías por sí solas representan un gran elemento para descubrir lesiones o enfermedades, ahora imagínate los beneficios que esta herramienta puede ofrecer si se fusiona con técnicas fisioterapéuticas. Eso es básicamente lo que representa la electrólisis percutánea con ecógrafo, una excelente alternativa para tratar lesiones musculares y de otros tejidos.

Los avances de este método en la fisioterapia se relacionan con el efecto analgésico que produce. Igualmente, provoca un proceso inflamatorio local, el cual permite la fagocitosis y la reparación del tejido dañado.

 

¿En qué consiste la Electrólisis Percutánea Intratisular?

La Electrólisis Percutánea Intratisular o con ecógrafo, incluso simplemente llamada EPI, es una técnica que transmite a través de una aguja corrientes galvánicas muy localizadas gracias a la intervención del sonograma. Este sistema sirve de guía para que el especialista pueda llevar la técnica de punción hasta el tejido afectado.

La manera en que trabaja este método es similar al aplicado en la acupuntura. Sin embargo, aquí la aguja ecoguiada se conecta a una máquina responsable de emitir corriente galvánica regulable. De esta manera, el estímulo eléctrico destruye el tejido blando dañado y produce la respuesta inflamatoria antes mencionada, que es necesaria en todo proceso de reparación.

Al realizar este mecanismo el fisioterapeuta logrará estimular una respuesta por parte del organismo para que reactive los procesos de regeneración de tejidos. Por esta razón, la electrólisis percutánea está indicada para patologías tales como tendinopatías, roturas musculares o fibrosis.

 

¿Qué beneficios aporta respecto a otros tratamientos?

Los beneficios de la EPI en el campo de la fisioterapia son amplios, ya que esta técnica puede aplicarse para el tratamiento de lesiones en músculos, ligamentos y tendones. Aunque, anteriormente era más conocida por su eficacia para tratar tendinopatías, en la actualidad siguen apareciendo estudios que avalan su excelente intervención en lesiones musculares.

Este método mínimamente invasivo permite actuar de la siguiente forma en los diagnósticos de traumatismos:

  • Grado de efectividad: como lo mencionamos la efectividad del EPI no es discutible, sobre todo si se compara con otros tratamientos. Algo que diversos estudios han comprobado al estimar su eficacia en un 80%. Además, la frecuencia de recaídas es baja.
  • Sesiones sin dolor: aunque se basa en un tratamiento invasivo, la posibilidad de manipular la corriente le otorga la ventaja de ser prácticamente indoloro. Esto quiere decir que es posible programar sesiones de EPI desde los 0,1 miliamperios.
  • Resultados inmediatos: las modificaciones en la estructura y en el proceso de mecanobiología ocurren de forma inmediata en los tejidos blandos. Además, la recuperación ocurre en tiempo real, motivo por el cual los profesionales eligen este método para ejercer sus funciones.

 

¿Cuáles son las indicaciones más comunes de la Electrólisis Percutánea Intratisular?

El EPI puede aplicarse en distintos tipos de pacientes, esto incluye a sedentarios, deportistas amateurs o de élite. Todo esto siempre y cuando no haya una contraindicación o se trate de una mujer embarazada, estado en el que se prohíbe este tipo de tratamientos.

Igualmente, no es recomendable aplicarlo en personas con procesos oncológicos, tromboflebitis, infecciones cutáneas o con material de osteosíntesis en la zona donde se transmitirán las corrientes.

Aparte de ello, las indicaciones más comunes de la electrólisis percutánea intratisular son las roturas musculares crónicas o agudas en fase inicial, puntos gatillo miofasciales, tendinopatías crónicas y tendinosas. A esto se incluyen las tenosinovitis, fascitis plantar, esguinces de cualquier grado, así como en el tratamiento postquirúrgico de afecciones tendinosas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *